Saturday, October 01, 2005

SOBRE LA VIGILANCIA

Habra algun empleo mas desagradecido que el de ser vigilante, celador, guachiman o como quieran llamarle??
Imaginese un dia completo estando pendiente de quien entra, sale, avisando cosas por citofono y aguantandose, en caso de que exista, a algun morador de esos que joden por todo.
Pues creo que todos hemos tenido que lidiar de una u otra forma con estos personajes.
En mi caso particular, tengo varias anecdotas:
1. El vigilante del edificio de mi mejor amiga. Se podria decir que me conoce de toda la vida. Pues cierto dia, esta persona se queda viendome y me dice: "Pero usted si ha crecido, ya es toda una señorita"... Jaaaa! Pues que le iba a decir? Solo atine a un AHA y me fui.
2. Ya en mi apartamento, una noche llama el celador por citofono: "Buenas noches, llego la reinita" ... JAA!, se trataba de mi mejor amiga.
Esa misma noche, una o dos horas despues, vuelve a timbrar el citofono y el sr. dice: Buenas noches, llego su amiga, la que tiene la voz linda ... jaaa!
3. Cuando vivia con mis papas, alguna vez cambiaron al celador del edificio. Yo no me habia quedado en mi casa razon por la cual el celador no sabia que yo vivia ahi. Llegue en el carro con mi novio (ahora mi esposo) y nos parqueamos a un lado del edificio que no era visible desde la porteria. Unos minutos despues decidi comprar unos cigarrillos y pase caminando en frente a la porteria, momento que aprovecho el celador para hacer el tipico PSSS PSSS, Mamita ... jaa! Ahora me da risa, en ese momento me provoco matarlo por abusivo. La excusa que dio, una vez mi mama se quejo con la administradora, la empresa de vigilancia y demas, fue que el no sabia que yo vivia ahi. Que tal??
Pues historias como estas debe haber muchas. En todo caso, abusivos, amables o como quiera que sean, gracias a Dios existen y nos cuidan.

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Los porteros también pueden ser los mejores aliados o los que sin pensarlo dos veces te van a hundir en el infierno llamado: ¡Mierda, me poncharon!.
Hace unos años, cuando era una rumbera empedernida y para ser más exacta una ferviente defensora de miss Jane.. JAJA!! Un día dije: voy a salir a caminar solita, sentarme en un parque a fumar un porrito y mirar a las palomas comer (como dice Calamaro)... claro que no había palomas ni nada por el estilo. La cosa es que salí fresca y de un momento a otro vi la particular silueta de dos personajes que se parecían mucho a mis dos porteros, incluso llevaban el perro y la boina típica de la vigilancia Dogos. En fin, me entró la típica paranoia de la cuál Maclau ya les comento antes y me fui para mi casa. Cuando llegue traté de calmarme y me senté en la banca de al frente de mi casa. Traté de pensar que todo había sido un video, otro más que me jugaba mi estupida paranoia, pero de un momento a otro veo llegar a las dos figuras difusas del parque, cada vez se acercan más, mi corazón se iba a reventar, los dos tipos caminaban hacia mi casa hasta que timbraron, yo me estaba derritiendo, y de un momento a otro mi mamá abrió la puerta, habló con ellos como 5 minutos y luego me dió una sonrisa que decía: ya te cogí pendeja!!! La proxíma vez estas acabada!!!
Y así fue un par de semanas después lo confirmo todo... en fin. Gracias a mi super porteros espias y a la astucia maquiavélica de mi mamá pasé unas semanas de mierda castigada.
Any Cabaleiro

10:28:00 AM  
Blogger don tomate said...

si, los vigilantes son salvaguardas de la complicidad y la decadencia. yo los domingos terminaba jugando micro y tomando cheve con los manes en la tienda de uno de ellos, que quedaba bien lejos de mi casa...varias veces sacaron el machete cual espada de la espalda y defendieron a algun amigo borracho buscandole problemas a alguna caneca de basura. y así, tipos cheveres y constructores de una bella mafia en los edificios donde trabajan...

10:03:00 AM  
Anonymous Patton said...

Campeona la excusa del hombre ... "es que no sabía que era de aquí".

8:05:00 PM  

Post a Comment

<< Home